¿Barniz o pintura para proteger los muebles?

Siempre existe la posibilidad de usar barniz para permitir que destaquen los colores naturales de los muebles de madera.

Constantemente, los que se inician en el bricolaje buscan en internet cómo barnizar un mueble o cómo pintarlo, pero obtienen mucha información que terminan confundiéndolos más.

¡Descuida! Aquí tenemos buenos consejos que te servirán para pintar o barnizar tus muebles.

proteger tus muebles

Prepara los muebles

Cualquiera que sea la ruta que decidas seguir, es importante preparar los muebles antes de aplicar cualquier material. Puedes limpiar la madera con agua o aplicar un limpiador para madera.

Puedes lijar suavemente, seguido de un buen cepillado para deshacerte del polvo antes de aplicar la capa final.

Barniz para un look limpio y simple

Una vez que los muebles estén limpios, puedes cambiar de opinión sobre el final que vas a aplicar y decidir que el barniz es la mejor opción porque la madera se ve mucho mejor.

Un producto muy bueno es el barniz marino, diseñado para proteger la cubierta y los accesorios de madera en los yates del océano. Este barniz resiste todo lo que el clima y la lluvia pueden tirar.

El barniz marino se seca rápidamente. Cubre bien: un litro cubrirá hasta 16 metros cuadrados.

Sin embargo, ten en cuenta que algunos bosques son más absorbentes que otros, y algunos muebles nuevos van a absorber más barniz que los muebles más viejos que se han endurecido.

Siempre es una buena idea aplicar el barniz en la misma dirección que el grano de la madera.

La vieja y confiable: pintura para jardín

También puedes usar pintura para jardín especialmente formulada. Existe una amplia variedad de colores, desde los grises tradicionales y verdes con tonos vibrantes.

Al igual que el barniz, esta clase de pinturas se secan rápidamente y muchas son a prueba de lluvias, por lo que no tienes que esperar a que el día esté caluroso para pintar.

Protege la madera del agua y evitarás el agrietamiento. Y así como los muebles de jardín de madera, puedes usarlos en metal, ladrillo, terracota o piedra.

También te puede interesar: Errores al impermeabilizar tu techo

Cómo tapizar el contorno de una ventana

Al renovar los interiores de tu casa, posiblemente te preguntes cómo se vería si tapizas el contorno de tus ventanas. Esta es una gran idea que está siendo tendencia actualmente. No te preocupes si tienes dudas de como realizarlo; hazlo tu mismo con esta guía para tapizar el contorno de una ventana.

Tapiza la pared

Antes de tapizar tus ventanas, primero debes de hacerlo con las paredes. El primer trozo de papel tapiz de una habitación debe colgarse junto a la pared con la ventana principal.

Al colocar el papel tapiz, es mejor trabajar lejos de la ventana. Esto es para que los bordes del papel no proyecten sombra si se superponen ligeramente. Siempre es mejor comenzar en la dirección basada en tu mano dominante, es decir, si eres zurdo, comienza por el lado izquierdo de la ventana.

Evita colgar tiras de rastrillo contra las ventanas para garantizar que estas piezas de borde no se despeguen con el tiempo.

Marco de la ventana

Cuando llegues al hueco de una ventana, cuelga el de papel tapiz de largo completo superponiendo la abertura.

Ten en cuenta que es posible que necesites a alguien que te ayude a soportar el peso del papel pegado en esta etapa.

Corta el papel

Con las tijeras, has un corte horizontal al nivel del borde superior del hueco. Después, has otro corte paralelo al nivel de la parte superior del alféizar de la ventana. Estos cortes permitirán que el papel tapiz cubra el lado del hueco.

También se requerirá un corte para el alféizar de la ventana. Puede ser útil presionar el papel tapiz contra esta parte para trazar su contorno en el papel y luego tirar de él para cortarlo.

Aliza el papel

Si hay suficiente papel tapiz para adaptarse a la profundidad de la ventana, dóblala alrededor de la esquina con un cepillo para colgar papel.

¿No hay suficiente papel para alcanzar el marco de la ventana? Puedes cortar y pegar una tira de papel tapiz que sea un poco más ancha que el espacio y colocarla en el costado de la abertura. Si tu papel tapiz tiene un patrón, ten cuidado de que coincida la parte que vas a añadir.

Recorta

Pasa las tijeras a lo largo del pliegue para crear una línea de corte. Despega suavemente el papel tapiz y recórtalo para que encaje. Usa un pincel o brocha para alisar el papel en su lugar.

Parte superior de la pared

Corta un pedazo de papel tapiz lo suficientemente grande como para extenderse desde el techo, por encima de la ventana y  hasta el marco, permitiendo un poco más para recortar.

Cuélgalo junto a la tira anterior de papel tapiz y usa el cepillo para alisarlo en el hueco de la ventana. Recorta al nivel del techo y en la parte superior del marco de la ventana. Repita según sea necesario encima de la ventana.

Tapiza debajo del Alféizar

Mide desde la parte superior del zócalo hasta el alféizar de la ventana y agrega 2 pulgadas adicionales para recortar. Corta las tiras de papel tapiz a esta longitud para cubrir el área debajo de la ventana.

Cuelga el papel tapiz debajo de la ventana, haciendo coincidir los patrones si es necesario.

Limpia

Corta las gotas de papel tapiz a cada lado de la ventana, para que quepan debajo de la parte superior de la abertura de la ventana. Para un acabado impecable, vale la pena cortarlos y pegarlos primero antes de pegar finalmente las longitudes de papel tapiz en los lados de la revelación.

Cortar previamente las tiras de papel tapiz será de gran ayuda cuando estés tapizando una ventana. Mide el espacio alrededor de la ventana antes de comenzar, agregando un extra de 10 a 15 cm, para el contorno.

Al finalizar, busca la esquina del marco de la ventana y márcala con un lápiz. Luego, corta recto en la parte superior e inferior para que sea fácil doblar y pegar la solapa en el borde de la ventana.

También puede interesarte: Qué herramientas para bricolaje debes desechar.

Pinta de azul los interiores de tu hogar este 2021

El color azul puede ser provocador, temperamental, relajante  o enérgico, aparte de combinar con la mayoría de tonos en la paleta de colores. Sigue leyendo, ya que aquí te diremos qué matices utilizar para pinta de azul los interiores de tu hogar este 2021.

Te recordamos que podrás aprovechar las promociones del Hot Sale en pintura para casas del 23 al 31 de mayo.

Brillante

Este tono logra un equilibrio maravilloso entre ser audaz y brillante, por lo que lo hace ser bastante habitable. También es un gran telón de fondo para otros colores llamativos.

También hay tonos de azul medio brillantes que son suficientemente vibrantes para hacerte sentir feliz en cuanto accedes a la habitación. Puedes añadir acentos de mandarina y verde lima para realzar el sabor tropical.

Azules fríos

Los azules fríos brindan una sensación de cielo despejado después de una gran lluvia en la tarde. Hacen que el techo de una habitación parezca más alto, y el espacio de alguna manera se vuelve más grande. También cambian  totalmente la energía de la habitación, sintiendo un gran sentimiento de serenidad.

sala de estar con paredes grises y azules

Gris azulado

Los estudios han demostrado que el azul ayuda a concentrarse, por lo que puedes usarlo en un cuarto de estudio u oficina en casa.

Puedes utilizar un gris azulado en una sala de estar  sin importar si esta cuenta con suficiente luz natural.

También se puede usar para techos porque es sutil. Si quieres deslumbrar, usa un gris azulado con alto brillo en las paredes, lo que provocará una habitación electrizante.

sala color blanco y gris azulado

Pálido

Su atractivo atemporal complementa los estilos tradicionales y modernos. Es un tono de color tan suave que brinda una sensación general de relajación y curación, perfecto para el diseño de un dormitorio o una guardería.

Es un color muy relajante, por lo que puedes utilizarlo en un dormitorio o sala de desayunos. Combínalo con amarillos y naranjas para contrastar el azul.

También puede interesarte: Colores otoñales para adelantarte a la temporada.