Ideas para pintar una habitación infantil

Una de las formas de cambiar una habitación sin tener que derrochar es pintar las paredes y renovar el color de la habitación. Tenemos algunas ideas sobre este tema que te inspirarán a pintar las habitaciones de los niños de una manera creativa y elegir los tonos adecuados.

Hay un estilo de recubrimiento acrílico para todos: para las mamás que quieren un toque divertido, para las que buscan algo versátil y atemporal y para las que les encanta sacar su lado creativo. A continuación te damos detalles.

Pintura de Pizarra

Aunque el blanco nos dará muchas opciones, si queremos que los niños tengan un espacio divertido para ellos, la pintura con tiza es una excelente opción: pintura negra en la que pueden dibujar y pintar con tiza.

Es la pintura perfecta para una sala de juegos o para pintar un rincón del dormitorio. Ten en cuenta que es negro y quitará algo de luz, pero en cambio agregará creatividad y diversión.

Habitación infantil con pizarra

Pintar con murales

¿A quién no le gustan los murales infantiles? Son perfectos para darle un toque artístico a la habitación de tu hijo. Son realmente coloridos, pero puedes elegir uno en negro sobre blanco si prefieres algo más neutral

Colores pastel

Podemos estar de acuerdo en que los colores pastel suelen ser la opción más adecuada para las habitaciones de los niños.

Es mejor tener tonos menos estimulantes en la zona de dormir, lo que hace que el pastel sea el aliado perfecto. Les ayudará a relajarse a la hora de acostarse y también aportará un toque delicado al dormitorio.

habitación infantil color pastel

Usar un solo color

¿Cuál es el color favorito de tu hijo? Podría ser el tono perfecto para pintar una pared de su dormitorio. Puedes añadir un toque de amarillo soleado, optar por un tono azul, una habitación de color rosa o crear un ambiente ‘naturaleza’ que combine toques de verde.

Blanco

Si aún no te has decidido por el color de la habitación de tus hijos, el blanco es la opción más versátil y útil. Puedes colocar todo tipo de detalles de decoración en una pared blanca, desde vinilos de pared hasta ilustraciones, percheros para ropa o estantes llamativos.

No olvidemos que el blanco es el color preferido cuando se trata de estilo escandinavo.

Estas son algunas ideas prácticas i originales para refrescar las paredes de las habitaciones de los niños. Si tienes otra recomendación, no dudes en compartirla.

También te puede interesar el siguiente artículo.

¿Cómo reparar grietas en paredes?

Las grietas hacen que nuestras paredes se vean descuidadas y en mal estado, de ahí la importancia de repararlas correctamente. Mediante una mínima inversión en tiempo y dinero, se puede llevar a cabo esta tarea.

Cuando decidimos renovar nuestros ambientes, el recubrimiento acrílico es una de las partes más importantes. Sin embargo, previo a elegir el color y el tipo de pintura hay que verificar en que estado se encuentran las superficies. A continuación te brindamos algunos consejos para ello.

Consideraciones

Pueden haber grietas, golpes, agujeros y otros desperfectos que deben ser adecuadamente tratados para que no estropeen el trabajo final. De varios factores dependerá el tratamiento, uno es el tamaño de la fisura, otro es el tipo de superficie del cual se trate.

Repara pequeños defectos en las paredes

Una de las opciones mas comunes para arreglar pequeñas grietas es la masilla o pasta tapagrietas. Este producto está especialmente preparado para ser aplicado en forma directa sobre la hendidura. También es posible conseguirlo en polvo.

La mayoría de este tipo de productos no tardan demasiado tiempo en secarse. En caso de que la grieta sea muy profunda, la pasta debería ser aplicada en capas sucesivas para evitar su quiebre. Después se debe lijar cuidadosamente con lija fina para obtener un resultado prolijo.

Repara grietas más profundas

Cuando se trate de grietas de mayor longitud, se puede utilizar la masilla tapagrietas, o las bandas de fibra de vidrio. Estas bandas se colocan con el aglutinante apropiado sobre las superficies pero también están las autoadhesivas.

Las bandas tapagrietas son un poco mas costosas que la masilla pero su aplicación es mas sencilla. Una de sus ventajas es la de no permitir que la grieta se abra nuevamente una vez la pintura haya secado.

Materiales

Los materiales y herramientas a utilizar son los siguientes:

• Material o mezcla para parchar
• Pincel
• Espátula o rascador
• Papel de lija
• Papel de diario, cartones, trapos

Pasos necesarios

Antes de comenzar el trabajo, primero cubre con papel y trapos los muebles y objetos cercanos a la grieta. Así evitarás que se empolven y/o ensucien.

Procede a abrir cuidadosamente la grieta existente un poco más para facilitar la adherencia del producto. Puedes utilizar el rascador o la misma espátula para llevar a cabo este paso.

La forma de la abertura para grietas pequeñas es en “V” mientras que para las de mayor tamaño es en forma trapezoidal.

Lija cuidadosamente las orillas de la grieta y elimina los excesos de polvo con el pincel.

Rellena la grieta con el material de parchar utilizando la espátula. El material para parchar puede conseguirse listo para utilizarse o en polvo. En este último caso debe ser mezclado con agua hasta que adquiera la consistencia adecuada.

La forma de llenado es en varias pasadas desde un lado primero y luego desde el otro, en forma perpendicular a la grieta. Cuando estés en la última pasada empareja prolijamente y retira los excesos de producto.
Finalmente deja secar y lija la superficie para que quede lisa.

La pared de yeso ya está reparada, ahora puedes darle unas manos de pintura para que quede totalmente renovada.

Esperamos que estos consejos para reparar grietas te sea de gran ayuda. Recuerda que para superficies como madera existen productos tapagrietas en diversos tonos, para cuando esta sea barnizada. También puede interesarte este artículo.

Cómo barnizar un piso de madera

El barniz es el tratamiento de superficies de pisos de madera más común, favorecido por su alta resistencia al desgaste y bajo mantenimiento.  En comparación con el aceite y el aceite de cera dura, los distintos tipos de barniz para madera ayudan a las superficies a obtener un color claro, más consistente con la madera natural.

A continuación te mencionaremos todo lo que necesitas saber para barnizar un suelo de madera de manera optima.

Aplicación en dos pasos: Imprimación y capa final

El suelo se trata con una imprimación y luego una capa final. La imprimación produce una superficie con cuerpo y enfatiza el color y la estructura de la madera. La capa superior proporciona durabilidad y decide el nivel de brillo de la superficie.

Preparativos

Evita la luz solar directa en el suelo, baja las cortinas si es necesario. Evita cualquier tipo de corrientes de aire para asegurar que no haya partículas “secas” en el barniz húmedo. Aspira el piso con cuidado.

Herramientas

Para aplicar necesitarás un rodillo de microfibra de buena calidad, una barra de extensión, una brocha y un recipiente para verter el acabado. También es bueno tener papel y una bolsa de plástico en caso de derrames. Por último, un lugar para colocar las herramientas cuando hayas terminado.

Paso 1. Imprimando el piso

Agita bien la lata. La imprimación se puede verter directamente en el suelo o en una bandeja. Imagina el piso dividido en secciones y planifica cómo aplicarás la imprimación. Comienza aplicando imprimación con un pincel en las esquinas internas y los bordes del piso.

Alisa la aplicación del borde con un rodillo y extiende el imprimador en la parte restante de la sección. Distribuye y alisa a lo largo de la fibra. No es necesario presionar el rodillo. Deja que ruede libremente y sé generoso con la imprimación.

Continúa con los bordes en la siguiente sección y enrolla el centro. Debes de superponer la sección anterior aproximadamente 20 centímetros. Cuando se haya tratado todo el piso, déjalo secar completamente, de 1 a 3 horas.

Paso 2. Recubrimiento superior del piso

Cuando el piso esté completamente seco, aplica el barniz de capa superior de la misma manera que el barniz de imprimación descrito anteriormente. Para obtener el mejor resultado, no coloques la superposición en el mismo lugar.

Deja secar durante la noche o al menos 16 horas. Durante el tratamiento del piso, algunas de las fibras de madera se elevarán y la superficie se sentirá rugosa. Es esencial lijar ligeramente entre capas de barniz de capa superior para obtener un acabado suave. Has esto con una máquina pulidora y una pantalla de lijado de grano 150, o a mano con un bloque de lijado.

Aspira con cuidado el piso y limpia el polvo final con un paño. Aplica una última capa de barniz y deje secar de 1 a 4 horas.

Esperemos que te haya servido este artículo para que puedas barnizar un suelo de madera. Como recomendación puedes devolver cuidadosamente los muebles a la habitación 24 horas después de la aplicación final, pero espere al menos una semana antes de colocar alfombras.

Mira también: Selección de un inhibidor de corrosión