Protege tus pisos y muebles cuando vayas a pintar

Muchas personas dejan de lado la importancia de proteger los pisos y muebles antes de comenzar a pintar. Sin duda, es un paso fundamental para que el trabajo final sea todo un éxito.

Es importante comprar suficiente pintura para completar tu proyecto, sin tener una gran cantidad de producto sobrante. Además, necesitas elegir los tonos adecuados para tus habitaciones. Puedes buscar en Pinterest o en Instagram las tendencias en colores para interiores de casas y darte una idea de lo que piensas replicar en tu hogar.

Determina la cantidad de capas que necesitarás para cubrir tu superficie existente. No lo olvides, hay una práctica calculadora de pintura en muchos sitios web para realizar cálculos sencillos.

 

comenzar a pintar 1

1. Antes de pintar, protege todas las superficies

Se colocan telas protectoras en todas las áreas que se están pintando. Todos los suministros de pintura están encima de ellos. Cualquier superficie o mobiliario adicional que necesite protección se cubre con plástico.

2. Antes de pintar, repara todas las superficies

Dependiendo del estado de las habitaciones, la preparación puede ser tanto o más que la pintura. No es raro que las paredes estén plagadas de manchas.

Es posible que no te des cuenta de muchas imperfecciones hasta que comiences el proceso de pintura. Revisamos minuciosamente las paredes en busca de abolladuras y arañazos. También se reparan los orificios no deseados de las barras de las cortinas, los estantes colgantes o los clavos y los orificios de los tornillos de las imágenes o obras de arte.

Lijamos el exceso de resanador una vez que esté seco y luego le damos un lijado a toda la superficie de la pared. Si las paredes están generalmente en buen estado, esto puede ser todo el lijado que se requiera.

3. La pintura

Si se están pintando techos, se hace primero. Antes de pintar, aplicamos un sellador especial a cualquier mancha o decoloración significativa por el humo o el daño por agua que garantice que no se traspasen.

La siguiente pintura es el trabajo de acabado. Aplicamos dos capas de pintura a todos los zócalos, molduras de ventanas, revestimientos, marcos de puertas y cualquier otra moldura decorativa como molduras de techo.

Esta es la parte de la pintura que generalmente toma más tiempo, especialmente si la moldura tiene muchos detalles. Debemos esperar a que se seque entre capas y luego, cuando la capa final esté seca, podemos comenzar a pintar las paredes.

Es posible que sea necesario aplicar una imprimación a las paredes si hay un cambio de color drástico o si se está pintando un tipo especial de superficie.

Luego se puede aplicar la primera capa de pintura de color. Hay que corroborar que se vea bien. En caso de que el color se vea pálido, podemos aplicar la segunda capa una vez que la primera esté seca.

También te puede interesar: Retoca tus paredes como un pintor profesional

Retoca tus paredes como un pintor profesional

¡Retoca tus paredes! Aquí puedes conocer las mejores formas para retocarlas. Recuerda que al usar la técnica adecuada y el color correcto, puedes mantener tu casa impecable. ¡No sé, piénsalo!

Después de hacerlo, necesitas tener bien en claro cuáles son los colores que vas a ocupar en tus paredes. Pues buscar en Pinterest una gama de colores para pintar una casa y seleccionar los que más te gusten.

¡Manos a la obra! Tú trabajo de pintura será un éxito, ya lo verás.

Retoca tus paredes 1

Retoca tus paredes: Limpia la superficie

Antes de realizar reparaciones, limpia el área con una esponja, detergente suave y agua. La suciedad, la mugre y el polvo pueden acumularse en la superficie de la pared, lo que puede afectar la adherencia de la pintura cuando comienzas a retocarla.

Limpia ligeramente el área de trabajo con una esponja jabonosa y luego sécala con una toalla limpia antes de continuar.

Haz las reparaciones correspondientes

Las abolladuras, los orificios pequeños (orificios de clavos, etc.) y los arañazos más profundos se pueden rellenar con resanador. Usa un pedazo de papel de lija de grano fino y alisa ligeramente la superficie alrededor del área a reparar.

Esto ayudará a eliminar cualquier fragmento o partes elevadas de la pared. A continuación, abre un recipiente de resanador premezclado y recoge una pequeña cantidad con el borde de una espátula.

Retoca tus paredes: Usa lo suficiente para llenar el agujero o la grieta

Quita el exceso de compuesto de la pared con tu espátula. Limpia cualquier exceso restante con un paño húmedo antes de que se seque.

El material tardará unas horas en asentarse correctamente. Si está ligeramente levantado del resto de la superficie, líjalo suavemente de nuevo con papel de lija de grano fino.

¡Bien hecho! Has retocado con éxito tus paredes sin volver a pintar.

También te puede interesar: ¿Barniz o pintura para proteger los muebles?

5 consejos para elegir la pintura blanca adecuada

La pintura blanca es la primera elección para muchas personas que quieren decorar sus hogares.

Mucha gente opta por la pintura vinílica blanca, ya que es de gran calidad y durabilidad. Sin embargo, con los diferentes productos que existen, a veces la tarea de elegir pintura se vuelve algo tediosa.

Aquí tenemos estos consejos que seguro te servirán al momento de comprar pintura blanca.

Considera la luz natural y la dirección

No pintes con pintura blanca una habitación orientada al norte o una habitación sin luz natural, como un pequeño tocador.

La falta de luz natural en una habitación puede hacer que un blanco frío parezca monótono y un blanco cálido sucio.

Las habitaciones orientadas al sur, este y oeste con luz natural pueden volverse cálidas, frías o de un blanco puro y aun así lucir geniales.

pintura blanca

Elige pintura blanca que se relacione con tu espacio

Antes de elegir pintura blanca de una lista de las mejores tendencias en línea, considera primero el diseño de tu hogar.

Una casa moderna puede resistir un blanco más puro, pero otras no tanto.

En algunos lugares no obtendrás un aspecto nuevo, solo se verá como una capa de sellador sin pintar. ¡Mucho ojo!

Compara las opciones de pintura blanca

Lo que realmente necesitas es una base de comparación. Si bien hacer algunas muestras puede ser una pequeña inversión, no es nada comparado con volver a pintar una habitación si el color es incorrecto.

Mira las muestras en diferentes momentos del día para ver cómo reacciona la luz al color y al resto de tu habitación.

Al comparar un blanco con otro blanco, aunque no seas un colorista, tu instinto o tu ojo te lo dirán.

Considera cómo te hace sentir el blanco

Si eliges el blanco más puro, debes saber que puedes causar fatiga visual y, en algunos casos, dolores de cabeza.

La pintura blanca puede realmente impactar tu visión y crear la ilusión de brillo que es realmente desconcertante para la vista.

Sin duda no será cómoda cuando te sientes en ese espacio por un período largo de tiempo.

Compra pintura de alta calidad

La pintura de alta calidad contiene más partículas de color, incluido el blanco, lo que dará lugar a un resultado más rico y duradero.

Con pintura de mayor calidad, disminuirá la cantidad de pinceladas que quedan, haciendo que parezca que esta tarea la hizo un profesional.

También te puede interesar: Colores otoñales para adelantarte a la temporada