Elimina el polvo de tu casa durante más tiempo

El polvo es uno de los grandes enemigos de la limpieza del hogar. Además de la suciedad que general, puede ser también un foco de problemas para nuestra salud. Por ello es importante limpiar constantemente y aunque no lo creas, hay formas de hacerlo más fácil.

Sigue estos consejos para que tu casa esté más limpia

Limpia tu casa de forma regular
En la medida de lo posible, realiza las tareas domésticas de limpieza de forma regular. Piensa que hacer una limpieza a fondo es mucho más costoso que limpiar periódicamente.

Utiliza suavizante para ropa
Si preparamos una solución especial con cuatro partes de agua y una parte de suavizante y la pulverizamos sobre un paño limpio, podremos eliminar el polvo de nuestros muebles.

Atención con las mantas, cortinas y cojines
Probablemente te parezca que están limpios, pero estos elementos de nuestro hogar son un foco de suciedad y, además, son el sitio preferido por los ácaros para anidar. Para deshacerse de ellas, conviene lavar y cambiar cada semana la ropa de las camas y las fundas de las almohadas y cojines. Mientras que las cortinas las puedes lavar cada mes.

Ventila solo durante 5 minutos

Gran parte del polvo que se acumula en nuestra casa procede de la calle. Por ello, para ventilar la casa procura no dejar abierta las ventanas durante más de 5 minutos. Además, es conveniente ventilar habitación por habitación en lugar d poner en corriente toda la casa en el mismo momento. Lógicamente, si vas a limpiar la casa, deberás ventilar las habitaciones antes de iniciar la limpieza.

Limpia de arriba a abajo
Acostúmbrate a limpiar el polvo de las superficies elevadas antes de hacerlo en las zonas bajas. Si lo haces al revés, el polvo caerá sobre las partes ya limpias y tendrás que volver a repetir el trabajo.

No metas los zapatos de la calle por toda la casa
Nuestros zapatos son un foco de suciedad importante, por lo que antes de entrar en casa asegúrate de limpiártelos bien en el felpudo. Todavía una mejor opción es que te descalces y te pongas las zapatillas de casa. Y no olvides limpiar con la aspiradora el felpudo cada quince días y sacudirlo al menos una vez por semana.

Como recomendación adicional, te sugerimos usar cubrebocas KN95 al momento de limpiar para evitar que los ácaros ingresen a tu organismo y así sea más fácil la limpieza.