¿Qué es un impermeabilizante y por qué es importante?

Hablar de impermeabilizante es en términos simples, de productos diseñados para proteger los techos, piscinas, paredes y cualquier superficie de una casa o edificio expuesta a las inclemencias del tiempo, tales como lluvias, humedad, calor, etc. Anteriormente el impermeabilizante más conocido era uno de color rojo, pero ahora la oferta se ha diversificado mucho y actualmente podemos encontrar hasta impermeabilizantes de llanta reciclada ¿No es eso genial?

Sin embargo, la impermeabilización puede realizarse de diferentes maneras, pero esto va muy de la mano con la superficie a proteger, presupuesto y el resultado que queremos conseguir. Sigue leyendo para saber más.

Primero, ¿por qué se debe usar impermeabilizante?

Contrario a lo que se pudiera pensar, la impermeabilización debería ser uno de los mantenimientos básicos que se deben hacer a los bienes inmuebles. El problema es que la lluvia, con el paso del tiempo, crea humedad en todas las edificaciones causando daños poco a poco en techos, paredes, pinturas, estructuras, lo cual podría ocasionar desprendimientos y por lo tanto, deterioro de la propiedad porque, ¿a quién le gustaría rentar una casa llena de goteras?

¿Con qué puedo impermeabilizar mis techos y paredes?

Te recomendamos preguntar en las tiendas especializas cuál es el mejor producto de su inventario para tus necesidades. Sin embargo, estos son los tipos básicos de impermeabilización que puedes hacer según la superficie donde los vas a colocar:

Para techos

*Asfalto en frío: se elaboran a base de agua emulsionada y solvente, poliéster y fibras de vidrio. Dicho impermeabilizante asfáltico es utilizado sobre todo cuando las viviendas se encuentran en zonas boscosas o que están en zonas lluviosas.

*Asfalto en caliente: este impermeabilizante asfáltico es fundido junto a capas de cartón asfáltico y fibras de vidrio. Una vez vertido sobre la superficie, ésta es cubierta por una capa de gravilla o pintura reflectante. Este impermeabilizado se usa más en edificios, aunque no es el más popular. Sin embargo, se sigue utilizando.

*Impermeabilizante acrílico: es uno de los más populares y que se puede colocar sin el apoyo de un profesional. Se fabrica en color rojo o blanco a partir de resinas sintéticas y la incorporación de fibras de vidrio. Es común usarlo en techos de fibrocemento y de zinc, al mismo tiempo que funcionan como reparadores de grietas. Es decir, son el impermeabilizante ideal para casi cualquier tipo de vivienda común.

*Resina acrílica: es para superficies pequeñas y en ocasiones una vez esparcido se le coloca una mano de cemento y arena fina. Es uno de los métodos más económicos y efectivos de proteger la casa.

Para paredes

La mayoría de las paredes son de concreto, por lo que son recomendadas las resinas sintéticas, de asfalto, derivadas de petróleo, acrílicos, poliuretano y otros materiales impermeabilizantes.

Como verás, es muy fácil darle un mantenimiento a tu casa y que te dure por muchos años.