¿Cómo deshacerse de paredes y techos irregulares?

Al igual que las alfombras o las paredes con paneles de madera, las paredes y los techos con tirol son una tendencia desafortunada que podemos atribuir a la década de 1970, aunque algunos podrían sugerir que se remonta a finales de la década de 1930.

Esta tendencia puede ir por muchos nombres, pero al final del día, es una molestia cuando se trata de pintar paredes o techos con una textura irregular.

La textura irregular, se aplica a las paredes y los techos a través de un spray hecho de paneles de yeso.

No me malinterpretes, las paredes y los techos de palomitas de maíz son excelentes para ocultar imperfecciones como golpes, abolladuras y arañazos.

Pero podrían estar dañando el valor de tu hogar. Sin mencionar que, si se instalaron antes de 1980, podrían contener amianto.

Ya sea que desees aumentar el valor de tu hogar, proteger a tu familia de las fibras dañinas que se esconden en tu hogar o simplemente ingresar al siglo 21 en la moda doméstica, sigue esta guía para deshacerte de las paredes y los techos irregulares.

Puedes leer también: ¿Cuáles son los materiales adecuados para un clima soleado?

Cómo deshacerse de paredes y techos con tirol

Afortunadamente, eliminar las texturas irregulares de las paredes y los techos es bastante fácil.

Cualquier persona que tenga experiencia trabajando en una escalera y tenga la resistencia física para mantener los brazos levantados sobre su cabeza durante al menos una hora puede completar esta tarea al estilo “hágalo usted mismo” y posteriormente colocar una nueva textura pared que vaya más a corde a la decoración de tu hogar.

Antes de comenzar, asegúrate de obtener las herramientas adecuadas para la tarea.

Puedes adquirir estas herramientas en cualquier tienda de mejoras para el hogar, pero por conveniencia, esto es lo que recomendamos.

Preparar la habitación

Antes de comenzar a raspar tus paredes y techos, tómate el tiempo para proteger tus muebles de posibles daños causados ​​por herramientas, agua o escombros quitándolos de la habitación o cubriéndolos con láminas de plástico, asegurando los extremos sueltos con cinta adhesiva.

Apaga la calefacción o la refrigeración durante el proceso de eliminación, ya que querrás abrir las ventanas para ventilación.

Evita que el aire salga por los respiraderos del techo, la pared o el piso. Mientras lo haces, cubre las rejillas de ventilación con láminas de plástico, así como los enchufes eléctricos (utilizará agua más adelante en este proceso).

Si tanto las paredes como el techo tienen textura irregular, solo tendrás que cubrir el piso con láminas de plástico, asegurándolo con cinta adhesiva.

Asegúrate de que el piso esté completamente cubierto y asegurado, ya que el agua o los escombros podrían dañar tu piso.

Si solo las paredes o el techo tienen una textura no deseada, asegúrate de cubrir también la superficie que desea proteger de los restos de superficies irregulares.

Repite el proceso de cubrir tu piso y espéralo en tus paredes o techo, con cuidado de cubrirlo completamente y asegurarlo con láminas de plástico y cinta adhesiva.

Abre cualquier ventana de la habitación y asegúrate de que la puerta de la habitación esté cerrada para evitar que los residuos se escapen a tu pasillo.

Mantén a los niños alejados del área y asegura a todas las mascotas ya sea afuera o en otra habitación.

Usa gafas de seguridad para proteger tus ojos de la caída de escombros. También debes usar una máscara médica para evitar que los residuos y el polvo entren en tu nariz o boca.

Eliminar la textura irregular o con tirol

El siguiente paso es eliminar la textura irregular de tus paredes y techos.

Si puedes acceder a una manguera de jardín al aire libre, lleva la manguera a la habitación y empieza a rociar pequeñas secciones de la pared o el techo a la vez.

Algunas fuentes sugieren un tramo de metro y medio por metro y medio a la vez. Si no tienes acceso a una manguera, llena una botella con agua tibia.

Notarás que no hay mucha escorrentía de agua del área, ya que la textura  irregular absorbe el agua.

Debes notar el color de las paredes o el techo oscureciéndose por el agua. Esto significa que el agua está absorbiendo adecuadamente.

Después de rociar tu pequeña sección, espera de 10 a 15 minutos para comenzar a raspar, ya que el agua tendrá que absorberse completamente para suavizar la superficie y aflojar la textura.

Monta con cuidado la escalera hasta que puedas alcanzar la pared o el área del techo que rociaste con agua, llevando contigo el cuchillo de 12 pulgadas y el cubo.

Comienza a raspar la textura de la pared o el área del techo, teniendo cuidado de no aplicar demasiada presión, ya que podrías atravesar el panel de yeso.

La textura debe raspar fácilmente la superficie y caer cuidadosamente en tu charola. No te preocupes por si se te caen algunos fragmentos, tu piso debe estar protegido por la lámina de plástico.

Si observas que la textura no se desprende fácilmente de la superficie, es posible que debas volver a rociar el área para aflojar aún más el material.

Repite este proceso, rociando otras secciones pequeñas de tus paredes o techos hasta que la textura irregular se elimine por completo de la superficie.

Nunca extiendas tu cintura más allá de las dimensiones de la escalera, ya que podrías volcarte.

Limpieza y próximos pasos

Una vez que las texturas irregulares se hayan eliminado por completo de las paredes y los techos, inspecciona la superficie recién raspada, buscando clavos sueltos o tornillos que pueden haber quedado al descubierto durante el proceso de eliminación.

Asegúralos de nuevo en las paredes o techos antes de continuar.

Tome un trapo o paño húmedo y limpia cualquier superficie donde haya eliminado la textura irregular.

Esto también te dará una última oportunidad para verificar que eliminaste con éxito toda la textura anterior antes de continuar.

Una vez que hayas limpiado la superficie, aplica un compuesto para juntas en las paredes o techos con un cuchillo para juntas.

Ten cuidado al subir la escalera y tómate tu tiempo para aplicar el compuesto.

Deja que el compuesto se seque durante la noche, dejando las ventanas abiertas y permitiendo una ventilación adecuada.

Cuando esté seco, usa papel de lija para suavizar las áreas desiguales donde aplicaste el compuesto.

Aplica una segunda capa del compuesto para juntas y deja que se seque durante la noche nuevamente.

Lija el área por última vez para obtener mejores resultados.

Cuando hayas terminado, estarás listo para aplicar una capa de imprimación y una capa de pintura nueva de tu elección.

Cuándo llamar a los profesionales

Si bien este proceso puede parecer bastante simple en la superficie, hay algunas instancias en las que debe llamar a los profesionales para que eliminen la textura irregular de las paredes y techos de tu hogar.