El Propósito de los Impermeabilizantes de Techos

El Propósito de los Impermeabilizantes de Techos

Por definición, una impermeabilización es lo primero que debes hacer y sirve como base para lo que debe seguir, antes de pintar una pared. De manera similar, en techos comerciales, se utiliza una impermeabilización como primer paso en la aplicación de un revestimiento o membrana para techos para ayudar a la correcta unión del producto a la superficie.

Los Impermeabilizaciones de techo vienen en muchas formas diferentes; por lo tanto, el tipo de impermeabilización utilizada depende de algunas circunstancias clave, incluido el sustrato, las condiciones climáticas y el tipo de recubrimiento o aplicación de membrana. Las superficies que requieren impermeabilización incluyen cubiertas para techos de concreto y mampostería y yeso, bloques, ladrillos, paredes de parapeto y tapajuntas de metal. Sellar la superficie puede ser un paso crítico y es importante para la mejor adhesión posible. Más importante aún, cuanto mejor sea el contacto con el sustrato, mejor será el rendimiento de la impermeabilización.

Usando un rodillo para aplicar Impermeabilizante en un techo

Con la información necesaria, vienen a la mente una serie de preguntas incluyendo, ¿Por qué necesito un rodillo? Una pregunta justa y, por lo tanto, el propósito de este blog es para ayudarte a tomar una decisión informada sobre una parte esencial del proceso de techado y revestimiento. Ten en cuenta que este texto se centrará en las pinturas impermeabilizantes.

¿De qué está hecha una pintura para impermeabilización y cómo sus cualidades penetrantes ayudan a promover la adhesión y aseguran una unión firme y dura?

Los impermeabilizantes estándar están basados ​​en solventes y están destinados a preparar superficies de techos y paredes para evitar la humedad. Están formulados con un betún modificado con hule y solventes de evaporación rápida para un secado rápido y una adhesión a una variedad de sustratos, tales como yeso, mampostería, metal u hormigón. Esto mejora el rendimiento de la membrana en un amplio rango de temperaturas y condiciones.

En general, la decisión sobre las aplicaciones de impermeabilización no debe tomarse sin consultar los requisitos del fabricante para el recubrimiento o sustrato específico. Una impermeabilización nunca sustituye el revestimiento adecuado del techo o la preparación de la membrana. Ya que la superficie debe estar limpia y seco antes de la aplicación. Un primer paso esencial antes de la aplicación es una inspección rápida de escombros, seguida de la limpieza necesaria, ya que cualquier superficie que contenga polvo o suciedad comprometerá la adherencia.

Relacionados:

La guía para principiantes para decorar salas de estar