Lava tu cubrebocas de una manera muy fácil y rápida

Aunque lavar cubrebocas reutilizables diariamente puede llevar mucho tiempo, después de cada uso, es posible hacerles una buena desinfección. Pero expertos mencionan que este hábito saludable es esencial para prevenir la transmisión de gérmenes.

Por ello se pide que tengas a mano algunas mascarillas faciales adicionales para que se puedan rotar. De esa manera, siempre tendrás un cubrebocas limpio y fresco.

Las máscaras hechas de un material de algodón resisten mejor el lavado a mano o a máquina con lejía u otros desinfectantes, por lo que son más fáciles de limpiar. Y estos son los pasos para que el lavado de tu mascarilla sea efectivo.

Te puede interesar: usos que puede tener el cloro en tu hogar

Lava tus cubrebocas de manera fácil y rápida con estos pasos

Retira las partes desmontables, como filtros interiores o bandas elásticas para los oídos, de una bufanda o bandana doblada antes de lavarla.

Usa una bolsa de malla para ropa sucia para evitar que se enrede con otras prendas durante el lavado a máquina.

Ajuste la temperatura del agua de la máquina a un valor alto o use agua a 140 ° Fahrenheit o más.

Utiliza el ciclo de “desinfección” de tu lavadora si tienes uno.

Agrega un detergente que contenga desinfectante o lejía para asegurar que estás matando tantos gérmenes como sea posible.

Si se lava a mano, prepara una solución de blanqueador de cinco cucharadas de blanqueador por galón de agua, remoja durante al menos cinco minutos y enjuaga bien.

Seca los cubrebocas en el ajuste de secado más alto o usa la luz solar directa para secar las máscaras.

Debido a que las temperaturas de la secadora doméstica rara vez alcanzan la temperatura umbral que se necesita para la desinfección, considera agregar hojas de secado desinfectantes o desinfectantes para secadoras.

La luz ultravioleta del sol puede matar hasta el 99,99% de los patógenos en la superficie de una máscara, por lo que te recomendamos dejarla al menos una hora expuesta a luz, pero de ser posible, déjala todo un día fuera.

Las ollas a presión también pueden desinfectar mascarillas

También puedes usar una olla a presión para desinfectar las mascarillas N95 hasta cinco veces, y las mascarillas de tela, siguiendo este proceso:

Reúne los materiales necesarios
*Olla a presión o lenta
*Rejilla diseñada para caber en olla a presión
*Agua destilada (olla de 6 cuartos = 2 ⅛ tazas, olla de 8 cuartos = 3 tazas)
*Guantes desechables
*Bolsa de papel
*Grapadora o clips de papel

Proceso:

*Vierte agua previamente medida en la olla a presión, cubriendo el fondo.
*Coloca la rejilla dentro de la olla a presión, asegurándote de que quede por encima de la línea de agua, para mantener seca la bolsa de papel y la máscara. Es importante evitar que las máscaras kn95 se mojen, ya que la capacidad de filtrado puede verse comprometida.
*Ponte guantes desechables y coloca hasta tres mascarillas usadas dentro de la bolsa de papel. Dobla la parte superior de la bolsa y séllala con un par de grapas o sujetapapeles. Coloca dentro de la olla sobre la rejilla.
Asegura la tapa de la olla a presión y deja durante 30 minutos.
*Una vez finalizado el ciclo de cocción, retira las máscaras y colócalas sobre una superficie limpia para que se sequen al aire durante al menos una hora.